Scioli Presidente por más derechos, más CyT y más desarrollo verdadero.

La República Argentina se ha caracterizado a lo largo de los últimos 100 años de su historia, por poseer una vocación de país desarrollado, inclusivo y culturalmente diverso. Desde el Yrigoyenismo hasta nuestros días nuestro pueblo ha intentado encontrar un camino propio, de desarrollo inclusivo, en diversas ocasiones. En algunas de ellas, alcanzó un importante grado de concreción, cuyo punto máximo tal vez haya ocurrido a mediados de la década de 1970. En todas ellas, sectores representantes del capital concentrado local, y sus socios extranjeros, tomaron posiciones reaccionarias que acabaron frustrando esas concreciones y causando graves derramamientos de sangre.

Hoy somos testigos y participantes de un nuevo proceso de construcción popular, que recuperó a la política como instrumento fundamental de afirmación de derechos y de generación de equidad. Los aquí firmantes, científicos formados en Argentina que desarrollamos tareas de investigación y docencia en centros de ciencia localizados en diversos países deseamos expresar nuestro apoyo a los candidatos del FPV y presentar, de manera propositiva, una serie de objetivos y medidas que consideramos fundamentales para expandir esta senda de desarrollo científico-tecnológico que nuestro país ha comenzado a recorrer. Es claro que no existen recetas mágicas y que los números por sí solos no garantizan resultados. Pero también es claro que ningún país alcanza un desarrollo sustentable e inclusivo sin dedicar inversiones proporcionalmente altas a su desarrollo científico-tecnológico. Los últimos 200 años de la historia humana lo demuestran claramente.

Nuestro país ha recuperado el control de sus instituciones de ciencia y tecnología, aumentando sensiblemente una base de recursos humanos que había sido diezmada en las últimas 4 décadas (con un breve y tímido intervalo constructivo durante el inicio de la gestión de Raúl Alfonsín). Los salarios han sido recompuestos así como la disponibilidad de financiamiento para investigación y desarrollo. Una fuerte política de financimiento para la adquisición de equipamiento ha posibilitado el contar con posibilidades analíticas que antes sólo eran posibles en laboratorios del exterior. La articulación con el sistema productivo público y privado ha posibilitado la solución a problemas de la industria y a una toma de conciencia por parte del sistema productivo de que en nuestro país existen especialistas altamente calificados en casi todas las especialidades. Finalmente, la capacidad edilicia ha sido expandida, permitiendo mejorar las condiciones de trabajo de muchos grupos de investigación. Un comentario aparte se debe a la creación de programas de repatriación de científicos argentinos radicados en el exterior, lo cual ha representado la recuperación de recursos humanos altamente calificados que se había cedido involuntariamente a potencias con políticas agresivas de captación de recursos humanos. Es más que justo reconocer los logros de la presente gestión política de la ciencia argentina. Y es fundamental discutir y proponer cuales serán los desafíos de la próxima gestión popular de CyT y, cuales serán los compromisos que asumirán nuestros candidatos en relación con el área.

Consideramos que las universidades no deben volver a ser fábricas de reproducción de saberes detentados por los sectores más favorecidos y que deben seguir incorporando cada vez más alumnos de todos los sectores sociales.  La educación deberá seguir siendo el elemento de inclusión por excelencia en nuestra sociedad, así como lo ha sido en fases anteriores de nuestra historia. En los últimos doce años se ha logrado un incremento del 0,42% de PBI dedicado a ciencia y técnica lo cual ha impactado en los salarios, el número de investigadores activos y becarios, la generación de nuevos institutos en todas las provincias del país (con la consecuente federalización del conocimiento e inserción de investigadores jóvenes en las problemáticas regionales), el fomento a la formación de redes nacionales de investigación en áreas de punta, entre otros muchos logros.

Estimamos que la propuesta del FPV garantiza la continuidad de todos los avances logrados, que se basa en lo hecho y se fundamenta con un plan político que coincide con nuestros principios de compromiso, inclusión y excelencia. Por mas Ciencia y Tecnología al servicio de todos los argentinos, el 22 votamos por Daniel Scioli.

¡Con orgullo de pertenecer a nuestro Pueblo!

E.Co. – Excelencia y Compromiso

Anuncios

Acerca de excelenciaycompromiso

"Excelencia y Compromiso". Somos un grupo de científicos radicados en Argentina y en el exterior. Defendemos la justicia social, los DDHH, las políticas de desarrollo científico y tecnocólogico que impulsa el actual gobierno argentino.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s